La receta de las canciones de “iLLA CAROLINA”


Volvemos al tajo señores, el mundo “Bakat” empieza a despertarse con energía, vitalidad y optimismo.

Los que somos emprendedores, pertenecemos a una generación que sube empujando a ritmo de panderetas y “clicks” de teclado. La tendencia al cambio nos dice que hemos de adaptarnos a los tiempos, innovar, ¡Ser piratas vamos!. Porque los jóvenes, llamamos al timbre con el dedo pulgar, prescindimos de agenda física, obedecemos a nuestro Google Calendar y nos movemos como peces en el agua en el mundo Interactivo.

En “Gentebakat” nos hace mucha ilusión empezar a recibir e-mails que respiran “redbull” por doquier. Es un alivio saber que hay mucha gente por ahí con ganas de dar guerra y reivindicar su “burbuja” en esta pelotita de agua, fuego y H2O.

Imagino; si los años 60 fueron días de “paz y amor”, de bailoteos a ritmo del mítico Acuario o Jesucristo Superstar, ¿Cúal será el “Flower Power” de nuestra generación?.

Quien más quien menos asocia su vida a bandas sonoras que le marcaron especialmente. Un “Rocky” para afrontar los retos con cierto aire “chulesco” o un “Misión imposible” para añadirle tono cómico a los momentos complicados, son vox pópuli hoy en día.

La música marca etapas, nos alegra días tristes, nos acompaña en momentos de euforia y “iLLA CAROLINA” nace para esto, para que escuches su música, para que los invites a tocar si tienes una sala o para que pases un rato agradable fisgoneando sus canciones.

La historia del grupo catalán se cuece en la cocina, entre condimentos melódicos y cocineros cañeros. Aleix, Carol, Dani y Santi cuentan sus inicios como si un día alguien los subiese al escenario del bar del hotel de Twin Peaks. Los comensales han comido puré de verduras insulso y salchichas requemadas, solo en los postres han tenido un poco de placer, culpa del pastel. Un pastel de cereza, que Cooper dejará grabado en la cinta del cassette que lleva en el bolsillo.

Rebeldía y alegría es lo que respiran “iLLA CAROLINA”, ganas de hacer los mejores platos musicales y degustarlos con la gente mientras pasan un rato agradable donde las risas, sonrisas y carcajadas no brillan por su ausencia sino por su presencia. Porque los grupos de música se montan para hacer feliz a la gente, “iLLA CAROLINA” pone toda la carne en el asador para formar parte de la banda sonora de nuestra generación.


Anuncios

Acerca de gentebakat

Yo soy Gente bakat
Esta entrada fue publicada en Yo soy Gente bakat y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s