Joyas con historia en “One Vintage”


¿Por qué Audrey quería desayunar con diamantes? ¿Qué les encontraba Marilyn Monroe para considerarlos sus mejores amigos? Y nuestro querido Leo ¿para que jugarse la vida por un pequeño diamante de sangre?

Es posible que en esa época el motivo principal fuese la ostentación, el aparentar algo que no somos e incluso fantasear con un ideal de estatus social difícil de alcanzar. Pero ¿Ahora?, con la de “gamusinos” que podemos comprar en H&M, Accesories o, si somos un poco espléndidos, en Agatha, ¿qué hace a los brillantes, piedras preciosas, etc especiales?

Una imagen: La alianza

Un sentimiento: Compromiso

Las joyas son recordadas por las emociones asociadas a ellas y no por su valor matérico. Hoy, en tiempos de máxima competencia entre productos que no tienen claros valores diferenciales a explotar, las experiencias generadas y las sensaciones producidas se colocan en el eje central de todos los tableros de ajedrez marketinianos.

El pasado mes de marzo, Clare McAndrew, economista cultural especializada en el mercado de bellas artes y artes decorativas, daba a conocer “The International Art Market” . ¿Qué decía?  pues que los individuos de alto poder adquisitivo o High Net Worth Individuals (HNWI, por sus siglas en inglés) habían caído de la higuera y renunciaban ¡por fin! a ridículos caprichos materiales como: barcos, coches de lujo o jets privados. Si señores, los ricos (pa que negarlo), se apretan el cinturón y deciden invertir en “caprichos” amortizables a largo plazo sin fecha de caducidad. El año 2008 se gastaron un total de 42,2 mil millones de euros en arte aumentando la cuota de inversión en arte del 20% en el 2006 al 25% en el 2008.

Y aquí es donde entra “One Vintage”, una reinvención del mundo de las joyas y las antigüedades pensada para que puedas tener una pequeña parte de historia junto a ti con la certeza de que no encontrarás a nadie con la misma joya. Por una vez ¡la primicia es tuya!

España mueve 1.500 millones de € cada año y, con un público radicalmente exigente, la calidad extrema y el componente artesanal son muy valorados. Cristina Cerqueda, la impulsora de esta  idea, reinventa esferas de relojes Otomanos en colgantes de oro, rediseña pulseras Eduardinas y revive gemelos de 1890 y los convierte en anillos altamente valorados.

El lujo y la exclusividad van muy buscados, el masaje del mes o el vestidito de la semana alegran el día a cualquiera pero, si el objetivo es algo que nadie pueda tener, algo que gane con el paso de los años y que lleve consigo algún que otro siglo de experiencia, en One Vintage puedes encontrarlo.

El buen diseño es el que determina el valor y el prestigio de cualquier marca. One Vintage tiene la elegancia y originalidad necesarias para distanciarse de líneas poco valientes, que acaban pasando por delante nuestro sin pena ni gloria porque, llegados a una edad (que yo aún no tengo) el cuerpo te pide algo más que anillos y pulseras del mercadillo de verano.

Anuncios

Acerca de gentebakat

Yo soy Gente bakat
Esta entrada fue publicada en Yo soy Gente bakat y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s