Blogs: Posicionarse o morir


La emergencia, en 1997, de un nuevo formato, similar al diario de bitácora pero con una programación virtual y actualizable diariamente, fue solo el inicio hacia una información menos coaccionada donde la masa coge el relevo y se hace responsable de mantener la información al día.

Cierto es, que las transiciones son lentas y aún existen muchas barreras que franquear pero, Internet no descansa, puede presumir de ser un espacio colectivo, resistente a la censura, donde las aplicaciones y tecnologías desarrolladas están a disposición de todo el mundo para poder informarse, comunicarse y organizarse en pequeños grupos de intereses comunes que están posicionando al “blog” en la cúspide de la pirámide informativa.

A día de hoy, 133 millones de internautas, contabilizados por Technorati en el último estudio sobre la blogosfera a finales del 2008, han empezado a convertir la red en un filtro social de opiniones y noticias  abierto a todo aquel que quiera aportar su punto de vista. Un ámbito de libertad donde todo el mundo es necesario para hacer  de la blogosfera una conversación; un diálogo que se alimenta de la interacción entre  las diferentes comunidades que conforman esta telaraña de redes y que registran, 1.542 “posts” por minuto.

Actualmente, los “blogs” son los protagonistas de lo que Manuel Castells, catedrático de sociología en la universidad de Berkeley, define como: una red de redes que se nutre de la interacción de todos aquellos que tienen algo que decir. A través de sus narraciones sencillas, altruistas y transparentes, sus autores invitan a sus iguales a participar en intercambios de puntos de vista que, frecuentemente, son motivados por la propia experiencia.

¿Será verdad que la unión hace la fuerza?

Para mí la “telaraña blog” es un trabajo en equipo, me explico:

En toda buena interacción debería existir la voz de la experiencia, el sabio que expone los conocimientos y los deja al alcance de todos para que, aquellos que se interesen por el tema, tengan carta blanca para contestar al autor, aportar información extra, links relacionados, etc.

Leopoldo Abadía es un claro ejemplo de tal fenómeno.

Gracias a sus 31 años de experiencia como profesor de política de empresa en IESE y a la actividad difusora de su equipo o, si preferís, red de conocidos; más de 160.000 personas han visto la luz y conseguido descifrar la complejidad de una crisis financiera que, citando a Abadía, amenaza al señor que ha ingresado su dinero en “caja de ahorros de su pueblo, San Quirico de Safaja, una Institución seria”.

El del profesor Abadía es un éxito tras el cual se encuentra un trabajo colectivo. El estilo coloquial y dinámico de su redacción, sumado a la actividad difusora de quienes reconocieron la calidad del trabajo y se encargaron de la expansión del artículo, queriendo hacer partícipes a amigos y a conocidos, han hecho posible que, en menos de un año, “La crisis ninja” haya dado la vuelta al mundo en forma de e-mail, y haya sido el tema central de cientos de conversaciones en la blogosfera, no solo de habla española sino también de Japón, Nigeria o Burundi.

El caso Leopoldo Abadía, es solo una de las muchas constataciones de que el carácter impersonal de los medios convencionales ya no nos convence. Para que la información cuente con nuestra aprobación es necesario conocer quien se encuentra tras ella, que credibilidad tienen sus palabras, ¿nos querrá vender algo al final de su parrafada?

“La crisis Ninja” puede servirnos para ver que confiamos en personas con las cuales nos identificamos y cuya experiencia dota de credibilidad y relevancia a todas y cada una de las palabras que teclee en un “post”, y es esta transparencia la que está llevando la blogosfera al estrellato.

Pero no todo iba a ser de color de rosa en esta galaxia de 0 y 1. El pasado 13 de abril la cadena Domino´s pizza fue verdugo de un, nunca mejor dicho, efecto domino de desastres. La cadena norteamericana comprobó que, a partir de la Web 2.0 ninguna empresa, marca, institución o persona, está libre de ver como su reputación se hace añicos en pocas horas.

Kristy Lynn Hammonds y Michael Anthony Setze, antiguos empleados de la cadena americana, consiguieron que, en menos de 24h, 760.000 personas fueran testigos de lo bien que se lo pasaban entre fogones y cacerolas.

¿Es que de pequeños nadie les dijo que, con la comida no se juega?

En pocas horas el video subía en popularidad (como la bolsa ha estado bajando estos últimos meses) las referencias a él ocupaban los cinco primeros puestos de Google al buscar “Domino” y los debates acerca del vídeo monopolizaron las conversaciones en Twitter y demás foros sociales. Afortunadamente, en la red existen las segundas oportunidades y lo que hasta el momento era una carta formal y burocrática, de autor desconocido, por mucho que se firme al final de sus líneas, ahora puede ser un video familiar y casi doméstico del CEO Patrick Doyle, intentando combatir con mayor o menor éxito una crisis de reputación cuyas consecuencias van a pagarse muy caras.

Doyle se pone delante de una cámara, te pide perdón e intenta coger el toro por los cuernos. Sus palabras no van a tranquilizarte ni van a hacer que no te lo pienses dos veces antes de comprar una pizza en cualquier cadena del sector de la alimentación,  pero al menos 746.000 le han concedido dos minutos para explicarse.

Es la cara y la cruz de este nuevo micromundo, los pros y contras  de que cualquiera pueda formar parte de los triunfos o fracasos de los demás. Internet es una herramienta muy potente, saber como sacar provecho va a ser fundamental de ahora en adelante.

Barack Obama y su escuadrón de batalla lo tuvieron muy claro. “Yes we did”, su nuevo claim, slogan o como queráis llamarlo surge, en gran parte, gracias a que sí;

¡la unión hizo la fuerza!

El nuevo presidente americano y su lema “Yes we can” dieron la vuelta al mundo en parte porque él, su director de campaña David Plouffe y demás equipo consiguieron que la gente hiciese suya la campaña y dejase de ser un espectador pasivo de promesas y discursos. La red facilitó el feedback, hizo que los votantes se sintieran escuchados y tenidos en cuenta.

El uso de las redes sociales tales como: Facebook (con 3,2 millones de amigos), Twitter (con 137.000) o los 1.824 vídeos que se colgaron en youtube,  dejaron a los espectadores vía libre para ver y leer lo que desearan y ahorrarse 47 millones de dólares sin despeinarse mucho. A través de sus iniciativas, Obama y compañía consiguieron llamar a la acción a los ciudadanos americanos recaudando, 24h después del discurso del cambio, 100. 500.000 de dólares exclusivamente por Internet.

Viendo tales resultados;

¿no es mejor aliarnos a la comunidad del “click” que seguir obcecado en permanecer anclado a la vieja escuela?

Reconozco que existe una escala de grises, un punto intermedio que huye de esa visibilidad que roza el extremo exhibicionista y que tanto daño hizo a Domino´s pizza el pasado abril, pero es necesario adaptarse o al menos familiarizarse con este nuevo ecosistema formado por comunidades de personas interconectadas que favorecen, citando a Castells de nuevo, el intercambio artístico y cultural así como el desarrollo de la innovación y la productividad económica.

Estamos ante una etapa de cambio, las reglas del juego aún no se han definido, pero ya existen pequeñas pistas acerca de lo que podemos o no hacer para salir victoriosos. Aún así creo que Internet pone cara a la información y le quita el candado a todo lo que hasta el momento controlaban unos pocos para pasar a ser propiedad de todos, llega el momento, afinemos nuestras voces y al unísono:

“Uno para todos y, todos para uno”

Anuncios

Acerca de gentebakat

Yo soy Gente bakat
Esta entrada fue publicada en Gente bakat y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s